Cómo construir tu casa y ahorrarte hasta el 30%

vender piso

La autopromoción es una opción interesante para quienes sueñan con una vivienda unifamiliar propia, sin embargo, no siempre se valora por desconocimiento, falta de tiempo o, simplemente, por el vértigo para abordar una operación de tanta envergadura.

Tan sólo el 0,9% de la vivienda en 2018 fue calificada como autopromoción por la Estadística de vivienda libre y protegida del Ministerio de Fomento. A esta cifra se podría sumar el 15,1% construida en régimen de cooperativa, pero en su mayoría incluye proyectos de edificación en vertical. Una tasa muy residual para las ventajas que los profesionales identifican en esta opción.    

La autopromoción implica unos ahorros del 20% al 30%, similar a los costes de mediación del promotor, que en este modelo constructivo no interviene. Un ahorro que por lo general además se consigue utilizando mejores calidades de materiales que en la vivienda estándar del mercado.

La personalización de la vivienda también es otro factor importante ya que conseguiremos cubrir todas nuestras necesidad y exigencias.

Por último, el valor de este tipo de inmuebles suele ser superior por su singularidad

Los primeros pasos que hay que dar cuando se piensa en la autopromoción de la vivienda son:

  • Establecer un presupuesto coherente con el objetivo de la construcción, fijar una estructura general de la vivienda y las necesidades mínimas que debe cubrir el emplazamiento en cuanto a servicios (por ejemplo en cercanía a colegios, centros de salud, supermercados, etc.). De este modo será más sencillo delimitar la búsqueda geográfica del terreno.
  • El siguiente paso es seleccionar una finca urbana en el área geográfica que la familia ha marcado como prioritaria. Esta búsqueda se debe centrar en suelo calificado como urbano. Si lo hicieramos con un terreno calificado como urbanizable correriamos el riesgo de no poder edificar en él, o que el proceso para conseguir los permisos de construcción se demorarán durante años.
  • El precio nunca debe ser superior al 35% del presupuesto total.
  • Calcular el gasto de la construcción. Para esto lo mejor es acudir a profesionales que se encargarán también de todos los permisos, presentación de proyectos a urbanismo, visados, contratación de trabajadores, seguimiento de obra, materiales…
  • La financiación. Los bancos ofrecen distintas hipotecas para la autopromoción como el denominado préstamo hipotecario autopromotor, que cubre la fase de obra de la vivienda, no la compra de la parcela. Aunque las variaciones de funcionamiento son muchas, según la entidad con la que se contrate, su principal característica es que el cliente conviene con el banco los plazos de ejecución de obra en diferentes fases. De este modo el banco irá haciendo entrega de las cantidades acordadas previa presentación del visado de ejecución por parte de la dirección de obra, el arquitecto o aparejador.

Origen: https://www.idealista.com/news/inmobiliario/vivienda/2020/02/13/779883-guia-para-construir-tu-propia-casa-y-ahorrarte-hasta-el-30-de-los-costes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Inmosoal Center S.l. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Inmosoal Center S.l..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

A %d blogueros les gusta esto: