El ITP no se paga sólo por comprar una casa usada: también por comprar oro o ropa usada a particulares

vender piso

La semana pasada el Tribunal Supremo sorprendía con una sentencia ‘bomba’ para particulares y empresas que compran oro y que es extensible a otros bienes usados. Ahora hay que pagar ITP por comprar un bien de segunda mano, cuando el que lo venda sea un particular. Hasta ahora, el criterio era que la compra de oro (y por extensión, de otros bienes muebles) realizada por empresarios a particulares, no pagaba impuestos. De este modo, el ITP ya no se paga sólo por la adquisición de una vivienda usada o por alquilarla. Eso sí, los tipos impositivos varían en función de si se trata de un inmueble o de un bien mueble y de cada CCAA.

El Alto Tribunal fundamenta su decisión señalando que debe atenerse exclusivamente a quien realiza la venta, independientemente de que en la operación intervenga o no un empresario. Por ello, las empresas que venden bienes usados, como ropa, móviles, videojuegos…, previamente comprados a particulares, también tendrán que pagar este tributo por las referidas compras. No pasa lo mismo con la compra de vehículos a motor a particulares, realizada por empresas para su reventa. Y es que en estos casos la Ley del ITP prevé expresamente la exención del impuesto en su artículo 45.I.B.17.

Así, en la sentencia del pasado 11 de diciembre, el Supremo ha declarado con rotundidad que la compra de oro a particulares, realizada por empresarios, va gravada con el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), “en la medida en que lo esencial- como se ha dicho- es analizarlas desde la perspectiva del particular que enajena el bien por cuanto (i) es dicho particular el que realiza la transmisión y, por tanto, el hecho imponible del impuesto y (ii) no hay ningún precepto legal que exonere del gravamen por la circunstancia de que el adquiriente sea un comerciante que actúa en el seno del giro o tráfico empresarial de su actividad”.

Las consecuencias para las empresas que se dedican a comprar oro

Las consecuencias para los empresarios de este negocio son “devastadoras”, en opinión de José María Salcedo, socio del despacho Ático Jurídico. Ahora tendrán que asumir el pago del ITP por cada una de las compras de oro que hagan a un particular y los tipos impositivos, dependiendo de cada Comunidad Autónoma, varía del 4% y al 6%. Estos tipos impositivos son más bajos que los que se aplican por la compra de una casa de segunda mano, ya que varían del 4% al 10%.

Por ejemplo, en Madrid comprar oro a un particular tributará al 4%, mientras que adquirir una vivienda tributará al 6% del ITP. En la Comunidad Valenciana comprar bienes usados tributará al 6%, mientras que adquirir una propiedad tributará al 10% del ITP.   

Además, Salcedo recuerda que serán desestimados los recursos que estén actualmente planteados por las empresas de “compro oro” contra liquidaciones dictadas por las CCAA exigiendo el pago del ITP. Esto se debe a que una vez el Supremo fija criterio interpretativo, tanto los tribunales administrativos, como judiciales lo asumen.

Por último, las CCAA podrían iniciar comprobaciones masivas para exigir el ITP a aquellas empresas que hayan comprado oro a particulares, y no hayan pagado el impuesto correspondiente. Podrían exigir a estas empresas el impuesto dejado de ingresar en los últimos cuatro años.

Las empresas de compra de bienes usados, también afectadas

El socio del despacho Ático Jurídico señala que la sentencia del Supremo también afectará previsiblemente a las empresas que se dedican a la compra de bienes usados a particulares para luego revenderlos. Un negocio que ha proliferado en los últimos años en nuestro país y con enseñas conocidas como Cash Converters o de más reciente creación y con acento español Vintalogy, una cadena de ropa usada, cuyo negocio es comprar a particulares de todo el mundo para luego revender las prendas en sus tiendas.

Quién debe pagar el ITP por la compra de un bien mueble o inmueble?

De acuerdo con el artículo 8 de la ley del ITP el que debe pagar por la adquisición de un bien es el comprador, ya sea particular o empresario. Es decir, este impuesto lo paga el adquiriente, no el vendedor. Pero es necesario que el que venda no sea una empresa actuando como tal, o que la operación no lleve IVA.

Salcedo recuerda que el particular que vende sí debería declarar en su IRPF la ganancia o pérdida patrimonial obtenida por la venta de bienes usados, igual que se hace con la venta de una casa. Y ello, por diferencia con el valor de adquisición del bien transmitido, es decir, lo que en su día pagó por él. Lo normal es que nunca exista una ganancia patrimonial en estos casos, ya que al tratarse de bienes usados, habitualmente se venden por un valor inferior al que costaron (salvo obras de arte, u objetos de coleccionista). La ganancia, de existir, tributaría al 19%, 21% o 23%, según sea su importe. En estos casos, tampoco podrá declararse una pérdida patrimonial. Hacienda discutirá su inclusión en la declaración de IRPF al considerar que ésta se debe al propio uso y desgaste del bien (artículo 33.5.b, de la Ley del IRPF).

Cuestión distinta es la compra de una casa de segunda mano. En este caso, los impuestos y gastos de la operación tienen mayor relevancia…

Descubre en qué ciudad se pagan más impuestos por la compra de una vivienda

A la hora de comprar una casa de segunda mano, nos solemos fijar principalmente en el precio, pero no es lo único determinante. Calcular los impuestos a pagar en función de en qué comunidad autónoma esté ubicada también es importante para no llevarse sorpresas. Por ejemplo, comprar una vivienda en la ciudad de Barcelona supone pagar un 11% en impuestos (ITP+AJD), lo que supone desembolsar 45.400 euros para una propiedad de 90 m2. Es la ciudad con los impuestos más elevados.

Para la compra de una vivienda usada de 90 m2 de media, Barcelona es la ciudad española por antonomasia más cara en cuanto a impuestos se refiere. Se paga un 11% en tributos para una vivienda media de 411.029 euros, lo que supone un desembolso de 45.400 euros, según datos de idealista/data. Es prácticamente el doble de lo que se paga en Palma de Mallorca, la segunda ciudad española donde más tributos se abonan por adquirir una propiedad. En concreto, hay que abonar 27.300 euros entre ITP y AJD por un inmueble de 90 m2 según el precio medio de la zona (3.792 euros).

Los gastos de la compraventa

Entre la tasación de la casa, el notario, el registro y los correspondientes impuestos (IVA, ITP…), los expertos recomiendan tener unos ahorros de entre un 10% y un 12%, dependiendo de la CCAA, del precio de la vivienda. Todos ellos son gastos obligatorios que giran en torno a la compraventa de una vivienda.

La notaría

Un gasto a tener en cuenta a la hora de comprar una casa, tanto nueva como usada, es la notaría. Los honorarios de los notarios, denominados aranceles, están regulados por el Estado y todos cobran lo mismo por idénticos servicios. En el caso del otorgamiento de la escritura pública de compraventa, los precios están entre 600 y 875 euros, dependiendo del precio del inmueble

Origen: https://www.idealista.com/news/finanzas/fiscalidad/2019/12/17/778834-el-itp-no-se-paga-solo-por-comprar-una-casa-usada-tambien-por-comprar-oro-o-ropa-usada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Inmosoal Center S.l. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Inmosoal Center S.l..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

A %d blogueros les gusta esto: