¿Llegarán a España las hipotecas negativas?

vender piso

Las entidades financieras han empezado a comercializar un nuevo producto: las hipotecas negativas. Estos préstamos son ya una realidad en países como Dinamarca, donde el banco Jyske ha comenzado a conceder hipotecas a diez años con un interés del -0,5%. También están presentes en Suiza, aunque las entidades que operan con ellas reconocen que se trata de operaciones puntuales dirigidas a perfiles concretos de clientes, no de una práctica generalizada. En un escenario como el actual, con el Euríbor en mínimos históricos, ¿es posible que las hipotecas con interés negativo lleguen a España?

hipotecas negativas en España

Las hipotecas negativas son préstamos para comprar vivienda que no salen gratis a los clientes

Las hipotecas negativas son, según explican desde HelpMyCash.com, préstamos “por los que los bancos pagan intereses al cliente, descontándolos del capital pendiente”. A juicio de su especialista en hipotecas, Miquel Riera, se trata de una política comercial con la que las entidades que ofertan estos productos “subvencionan una parte de la compra al cliente”. Sin embargo, desde esta organización recalcan que esta modalidad de préstamo “no le sale gratis al cliente”, puesto que “los bancos que comercializan con estos préstamos no quieren perder dinero, así que lo que pierden en intereses lo compensan con otros costes”, como comisiones o productos asociados.

De la misma opinión se muestra Estefanía González, portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, para quien el hecho de que los tipos de interés en ambos países estén bajos explica la maniobra de los bancos, “que prefieren dar salida al dinero con préstamos muy baratos que les permiten generar algo de margen de beneficio” antes que tener el dinero parado. “Las comisiones que llevan aparejadas estas hipotecas hacen que el banco gane dinero por otro lado, quizá menos que antes, pero igualmente está cobrando por prestar dinero a los consumidores”, aclara.

La situación de Dinamarca y Suiza, con moneda propia diferente al euro, es muy diferente a la de los países bajo el mando del Banco Central Europeo

El contexto bancario que atraviesan Dinamarca y Suiza presenta diferencias en relación con el que se vive en la Eurozona. En este sentido, Riera explica que ambos países cuentan con moneda propia y que en ellos el tipo de interés de los bancos centrales lleva un tiempo en negativo “lo que a nivel práctico significa que las entidades financieras cobran por financiarse”. Es por ello, recalca este experto, que los bancos de ambos estados “pueden prestar dinero a intereses negativos”, ya que “si consiguen dinero al -0,65% y lo prestan luego al -0,50% obtienen un margen positivo del 0,15%”.

Por su parte, Darío García, analista de XTB, señala que la bajada de los tipos de interés por parte de los bancos centrales de Suiza y Dinamarca busca “contrarrestar los efectos negativos que está teniendo la política del Banco Central Europeo” sobre sus monedas, ya que al restar interés sobre ellas “evitan el impacto negativo que las medidas comunitarias están teniendo” en ambos países. De igual modo, sostiene que al contar con tipos de interés negativos, “los clientes han negociado con las entidades la eliminación o no aplicación” de la cláusula suelo que actualmente rige sobre los préstamos hipotecarios.

La normativa española impide comercializar a las entidades financieras hipotecas con intereses negativos

A la vista de estas experiencias, ¿podría extenderse la estrategia comercial de los bancos suizos y daneses a España? ¿Veremos en un futuro no muy lejano productos hipotecarios con intereses negativos? La opinión de los especialistas es unánime en este sentido, ya que ven “poco probable” que tal escenario pueda aplicarse al mercado hipotecario español. Ello se debe, indica Enrique Benavides, gerente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), a la normativa legal por la que se rige este tipo de préstamos en nuestro país, ya que la Ley 5/2019 de Contratos de Crédito Inmobiliario dispone en su artículo 21.4 “que el interés remuneratorio de estas operaciones no podrá ser negativo”.

En paralelo, desde HelpMyCash.com añaden que existen pocas posibilidades de que los bancos españoles se planteen conceder nuevas hipotecas con intereses negativos, “al menos de momento”. Y es que, agrega Riera, para que esto suceda “la situación de la zona euro debería ser parecida a la de Dinamarca y Suiza”, por lo que el BCE tendría que reducir el tipo de interés por debajo del 0%, “marca en la que se sitúa desde 2016”. “Esta situación abriría la puerta, además, a que las entidades pudieran cobrarnos intereses por guardarnos el dinero en cuentas o depósitos”, critica.

Los hipotecados antes del 16 de junio de 2019 cuyos préstamos carezcan de cláusula cero pueden reclamar

Situación distinta es la de los hipotecados antes del 16 de junio de 2019, fecha de entrada en vigor de la actual legislación en materia de hipotecas, cuyos préstamos se rijan por un diferencial menor al nivel en el que actualmente se mueve el Euríbor y que, además, carezcan de cláusula cero. En estos casos, González reconoce que “sí debería aplicarse un interés negativo”, aunque matiza que las entidades financieras “parece que nunca llegarán a aplicarlo”.

Esta valoración es compartida, en parte, por García, quien argumenta que las hipotecas “en las que no conste la cláusula cero” podrían beneficiarse “de las correcciones que el Euríbor realiza sobre los diferenciales de las entidades bancarias”. No obstante, cree que la nueva situación comercial que se registra entre las entidades financieras que operan en España, “más competitiva”, les obligará a abrir la puerta a la negociación individual con el consumidor.

La devolución de lo pagado de más por los intereses negativos tiene pocas posibilidades de abrir una nueva batalla judicial

Una tercera posibilidad que se plantea es la apertura de una nueva batalla judicial que enfrente a los clientes afectados por la no devolución de los intereses negativos con las entidades financieras. En este sentido, Riera pronostica que “es posible que en determinados casos se pueda llegar a los juzgados”, aunque revela que “las sumas que pueden reclamarse son relativamente bajas”.

Ello se debe, argumenta, a que los intereses negativos son poco relevantes, por lo que el descuento sobre las cuotas “sería bastante bajo”. Asimismo, asegura que la mayoría de las hipotecas afectadas se firmaron hace más de una década, por lo que sus titulares “ya han pagado la mayor parte de los intereses”. Por ello, desde esta organización aconsejan a los afectados que, antes de iniciar un procedimiento judicial, “reclamen primero ante el banco para ahorrarse este proceso”. “Incluso podría ser interesante negociar para mejorar la hipoteca, quitando comisiones o eliminando algún producto combinado”, concluye Riera.

Origen: https://www.pisos.com/aldia/hipotecas-negativas/1636578/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Inmosoal Center S.l..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Inmosoal Center S.l..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: