Operación Mahou-Calderón: el derribo del estadio dará lugar a 1.300 viviendas

vender piso

Jueves 15 de noviembre de 2018. Rita Maestre, por entonces portavoz municipal del Ayuntamiento de Madrid, hace el siguiente anuncio: “Hemos aprobado definitivamente el proyecto de transformación del ámbito Mahou-Calderón, que tiene un presupuesto de más de 42 millones de euros y que va a ser financiado por las Juntas de Compensación. Se da así  vía libre al proyecto, que incluye las licencias de demolición del actual estadio”. Y ese día fue el comienzo del fin del Estadio Vicente Calderón.  

Una obra de enorme complejidad ya que no se trata de demoler solo el recinto, también hay que desviar parte de la calle 30, la gran arteria circular de la capital. 

“Estamos hablando de un estadio de futbol en mitad de una zona urbana y que no se puede usar explosivos para poder desmantelarla. Los trabajos se hacen poco a poco y con mucho mimo porque tienes que intentar no alterar la vida normal de la ciudad”, asegura a Idealista/news, Alfredo Díaz Araque, presidente del Real Estate Club del Instituto de Empresa.

Los operarios han perimetrado con una valla de más de dos metros de altura todo el estadio para proteger la zona de obras. Ya se han desmantelado las barandillas, los elementos deportivos, tornos e instalaciones eléctricas. Actualmente es la maquinaria pesada la que está demoliendo el anillo interior del edificio y hay un trasiego de camiones por las calles colindantes sacando los escombros. Lo último será la fachada, con el objetivo de que funcione como pantalla y mitigue los ruidos.

“Yo creo que es una obra muy interesante desde el punto de vista de ingeniería. Me recuerda un poco a la que se hizo en el Edificio España por parte del Banco Santander que también supuso un reto a la hora de la logística. La logística de camiones, los equipos de trabajo, etc.”, asegura Araque.

Una vez esté terminada esta fase, habrá un parón de dos meses en la obra para llevar a cabo el desvío de la M-30, ya que esta autovía transitabapor debajo de la grada del Calderón. Comenzará entonces la última fase de la obra en la que se desmontará la tribuna que se apoyaba en la carretera y se procederá a tapar el túnel por donde transitaba la M-30.  En total serán 11 meses de trabajo que pondrán a prueba la paciencia de los vecinos.

Y esta es solo la primera etapa de urbanización de la zona. En la segunda se reordenará el paseo de los Melancólicos y la calle Duque de Tovar, mientras que en la etapa tercera se hará el nuevo parque del río.

Un proyecto de 194.000 m2

El proyecto de urbanización que transformará el ámbito Mahou-Calderón ocupa una superficie total de 193.804 m2. “Cuenta con un presupuesto inicial de 42 millones de euros y una fase de ejecución calculada para 34 meses de trabajo. Los usos de este proyecto serán residencial, terciario y equipamiento. En residencial tenemos 33.000 metros con una superficie edificable de 132 mil metros cuadrados de los cuales un 11% va a ser destinado a vivienda pública. Aproximadamente hablamos de 1.300 viviendas que, si bien suponen una reducción con respecto al programa inicial que proponían 2.000, va a ser un gran número de viviendas dentro del anillo de la M-30. Eso en cuanto al uso residencial. Tenemos también un uso terciario que se extiende alrededor de unos 14 mil metros y zonas verdes que cuenta con poco más de 73 mil metros cuadrados. Finalmente la parte de equipamientos contará con unos 13.400 metros cuadrados”, indica Araque.

Se venden parcelas

El Atlético de Madrid ha sido el primero en poner en venta su terreno. “Tiene más prisa que la empresa cervecera Mahou por conseguir dinero. Y es que arrastra una deuda importante tras construir el Wanda Metropolitano y el mercado ha respondido rápidamente. Dos de las tres parcelas que le pertenecen, las han vendido al grupo Azora y CBRE Global Investors por, según las fuentes unos 100 millones de euros. Estamos hablando de unas 340 viviendas de alto standing con vistas a zonas privilegiadas al Palacio Real y los jardines de la zona”, confirma el presidente del Real Estate Club del Instituto de Empresa.

La última parcela ha sido adquirida por Vivenio, una joven socimi participada por Renta Corporación y el fondo holandés APG. Su objetivo es promover allí viviendas en régimen del alquiler. El equipo madrileño ha cerrado su venta por unos 75 millones de euros.

Con la venta de los tres solares, el Atlético ingresa unos 185 millones de euros y deja atrás 53 años de historia acampados al lado del río.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Inmosoal Center S.l. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Inmosoal Center S.l..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

A %d blogueros les gusta esto: